Obligar al periodista a ser objetivo, es obligarlo a mentir

27 Jul

mentiras de periodistas

En el ámbito periodístico, como bien dijo el comunicador colombiano Javier Restrepo: “Esa ilusión de objetividad desaparece cuando intervienen las inevitables tomas de posición, implicadas en la decisión entre varios hechos que pueden ser convertidos en noticia: ¿cuáles se cubren y cuáles se silencian? Al optar por un determinado hecho, viene un segundo paso: las fuentes que se consultaron: ¿por qué esas y no otras? Se repite el fenómeno cuando el periodista utiliza el material proporcionado por las fuentes, porque debe seleccionar unas partes y descartar otras: ¿con qué criterio se hace la selección? Y las decisiones continúan al preferir un enfoque a otros, al titular, al subtitular, al diagramar, al ilustrar. En todas estas etapas se mantiene vivo el riesgo de que las posiciones subjetivas impidan la objetividad”.

Choca esta idea en general y se contradice, porque el periodista es un sujeto, que carga con su propia historia personal y tiene su propia manera de recortar, y de “ver” una realidad, que es su verdad; de hecho, si todos los periodistas fuesen objetivos, todas las noticias sería publicadas exactamente con los mismos contenidos. Ahora bien, el periodista, sujeto, puede tender a ser objetivo, es decir, seguir una idea utópica de objetividad. Es como aquel que quiere ser bueno, y a pesar de no poder serlo del todo, sigue una idea de bondad que lo acerca bastante.

Se dice que algo es más objetivo, cuantas más versiones subjetivas lo componen. Es decir, algo es más cercano a la verdad objetiva cuando más relatos de personas diferentes con cada una de sus propias verdades lo componen. Más visiones de una misma cosa.

Al tener que contarle a otro lo que pasó, al informarle a un tercero sobre un hecho, la objetividad y la neutralidad no pueden mantenerse. Quien relata está siempre posicionado; es decir: ve “un” mundo, “una” realidad. ¿Acaso no tienen ideologías los periodistas?

Habiendo expresado todo esto, si una persona no puede por definición ser objetiva, y la sociedad lo quiere obligar a ser objetivo, de alguna forma ¿no lo estaría obligando a mentir?

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: